ALMA



Alma... nuestra esencia.
Nuestro interés, energía o voluntad.

¿A quien venderías tu alma?

Posiblemente a lo largo de nuestra vida hemos encontrado distintos factores o personas a quien entregarlas, según la forja de nuestro carácter nos declinamos a unos u otros candidatos.

Puede ser también que por el excesivo aprecio que tiene la persona por si mismo (egoísmo) no quiera o no encuentre el motivo de entrega, a no ser que esa entrega sea para conseguir mayor ganancia que la que se ofrece (egoísmo igualmente).

Pensando en la sinergia  esta claro que compensa la entrega , así  pues no entregarla es derroche de vida.


Por mi parte lo tengo claro...



 
 

Las almas más grandes son tan capaces de los mayores vicios como de las mayores virtudes.

 (René Descartes)


Publicar un comentario